Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

En realidad, la producción de sebo de la piel sirve para proteger contra las influencias externas y también asegura una tez humectada. Sin embargo, si las glándulas producen demasiado sebo, obtenemos una piel grasa, especialmente en la cara, pero también en el pecho o la espalda.

Piel grasa ¿Solo un problema estético?

La piel grasa es principalmente un problema estético, pero también es un problema de salud: la producción excesiva de sebo provoca una tez grasa, que obstruye los poros y promueve las impurezas de la piel. 

Como si eso no fuera lo suficientemente molesto, los afectados también tienen que lidiar con granos y puntos negros, que brotan cada vez más en la cara, el pecho y la zona de la espalda. 

Pero, ¿por qué algunas personas tienden a tener la piel grasa, por qué las glándulas sebáceas secretan demasiado lubricante y, lo que es más importante, cómo se puede mejorar la tez de forma permanente?

¿Cómo se forma la piel grasa? Esas son las razones

Normalmente, las glándulas sebáceas producen de uno a dos gramos de grasa corporal, también llamada sebo en los círculos profesionales. Sin embargo, si se excede esta cantidad, los poros se obstruyen y se ensanchan, el sebo ya no puede drenar correctamente y se forma una película aceitosa en la superficie de la piel. 

Además, las bacterias pueden propagarse más rápidamente en la superficie y, por lo tanto, desencadenar una inflamación que promueve la aparición de lesiones en la piel, como puntos negros y granos. Pero, en primer lugar, ¿cómo se produce tal sobreproducción? 

Las causas más conocidas de la piel grasa con poros dilatados incluyen la predisposición hereditaria, el estrés, la nutrición inadecuada, las enfermedades de los ovarios, la enfermedad de Parkinson y el consumo excesivo de alcohol. Pero la ingesta regular de medicamentos, como los preparados hormonales, también puede tener un impacto en la producción de sebo.

En los casos más comunes, sin embargo, son nuestras propias hormonas las que causan la piel grasa; más específicamente, son las hormonas sexuales masculinas, conocidas como andrógenos. El cuerpo de una mujer también produce esta hormona, por lo que ambos sexos son igualmente conscientes del problema. 

Debido a la producción excesiva de andrógenos, los adolescentes en particular sufren de piel grasa en combinación con espinillas, puntos negros o acné durante la pubertad, pero los adultos también pueden verse afectados. 

En las mujeres, en particular, su producción de hormonas cambia, por ejemplo, debido al embarazo, al dejar de tomar la píldora anticonceptiva o justo antes de la menstruación. Por lo tanto, no eres inmune a la piel grasa a ninguna edad. La buena noticia, sin embargo, es que hay muchas maneras efectivas

Cómo limpiar y cuidar adecuadamente la piel grasa

1. Limpieza

En el rostro, la piel grasa suele aparecer en la llamada zona T, es decir, en la frente, la nariz y la barbilla. Esto se debe principalmente a que en estas zonas hay más glándulas sebáceas que, por ejemplo, en las mejillas. Pero el cuero cabelludo, la espalda y el pecho también pueden producir demasiado sebo y parecer grasosos. 

Es aún más importante limpiar y cuidar adecuadamente las áreas afectadas. Preferiblemente todas las mañanas y todas las noches: los jabones y las cremas comerciales no son la elección adecuada, ya que normalmente solo agravan los síntomas. 

Es mejor usar limpiadores suaves que usas para limpiar regularmente tu piel grasa para destapar los poros del exceso de sebo y productos más específicos que  generen una doble limpieza. Para el rostro recomendamos Martiderm Pure Mask para Piel Grasa y Acneica 75ml 1 a 2 veces por semana.

Recuerda no desengrasar tu piel con demasiada frecuencia; de lo contrario, corres el riesgo de destruir el manto ácido protector natural, de modo que las glándulas sebáceas produzcan aún más grasa para compensar la pérdida. Eso no tendría sentido.

Aquí se recomiendan los siguientes productos de limpieza para la piel grasa, disponibles en FarmaLink:

2. cuidado

Después de la limpieza viene el cuidado, porque la piel grasa también necesita hidratación. Cuando uses cremas de día y de noche, asegúrate siempre que los productos no sean humectantes pero tengan propiedades humectantes. 

Aquí también existen productos de cuidado especiales para pieles grasas que están destinados a reducir el flujo de sebo y minimizar el típico brillo graso. Sin embargo, si usas cosméticos a diario, definitivamente debes prestar atención a la palabra “no comedogénico” en el empaque. 

Por “comedogénico” se entiende ciertos ingredientes que se dice que obstruyen los poros. Y, por supuesto, eso es lo último que quieres cuando te estás maquillando.

¿Alguna vez has notado que tu piel está particularmente brillante al mediodía y menos al final de la noche? Esto a veces se debe al hecho que tus glándulas sebáceas funcionan de manera diferente a lo largo del día, por lo que es recomendable usar maquillaje sin aceite con pigmentos matificantes que retienen el exceso de grasa en la piel. 

Sin embargo, solo aplica el producto en la cara después de una limpieza profunda y evita empolvar varias veces, de lo contrario, el polvo se mezclará con el sebo o el brillo graso y, a su vez, ofrece un caldo de cultivo ideal para las bacterias que promueven las impurezas de la piel, como granos y puntos negros.

Aquí se recomiendan los siguientes productos de humectación y reparación celular para una piel grasa, disponibles en FarmaLink:

Como ya comentamos al principio, nuestra alimentación también influye en el cutis. Especialmente si sufres de piel grasa, es recomendable evitar los alimentos que son particularmente altos en sal, grasa o azúcar, ya que promueven la producción de sebo.

Leave a comment

FarmaLink 2022. Todos los derechos reservados.