Skip to content Skip to sidebar Skip to footer
queratosis actinica

La queratosis actínica es una lesión pre-maligna de la epidermis, primera capa de la piel. Los signos típicos son elevaciones ásperas y escamosas de color marrón rojizo que se asemejan a costras, en áreas que han estado expuestas a más exposición al sol.

Esto incluye la cara, la frente, la cabeza calva, las orejas, el escote y los antebrazos, así como el dorso de las manos. Estas lesiones progresan lentamente y se consideran un precursor de un tipo de cáncer de piel, el carcinoma de células escamosas.

¿A quiénes afecta la queratosis actínica?

La queratosis actínica afecta principalmente a personas de mediana edad y adultos mayores, especialmente a aquellas que han estado expuestas a la luz solar intensa y a la radiación ultravioleta durante muchos años en su vida profesional y privada.

Debido a que el daño de la piel se convierte en cáncer de piel en aproximadamente una de cada diez personas afectadas, todos deben recibir tratamiento médico para la queratosis actínica.

Se estima que, por cada queratosis actínica visible, existen en la zona cercana hasta 10 lesiones subclínicas, todavía no visibles, formando lo que se conoce como campo de cancerización. La piel tiene una apariencia normal, pero el sol ha producido cambios internamente en ella que, con mucha probabilidad, acabarán desarrollando nuevas queratosis actínicas.

En estos casos, el uso protección solar constante con sustancias que reparan el ADN de las células dañadas, como las fotoliasas, son muy recomendados, en FarmaLink recomendamos Isdin Eryfotona AK-NMSC Fluid 50ML

Síntomas de la queratosis actínica

Los primeros signos son pequeñas manchas rojizas que aparecen cuando la piel se adelgaza después de una exposición excesiva al sol y los vasos sanguíneos dilatados se vuelven más prominentes (término técnico: telangiectasia).

Es típico de la queratosis actínica aparecer como un cuerno duro y que ya no se curen por sí solas, sino que permanezcan permanentes. Además, los siguientes son característicos de la queratosis actínica:

  • Manchas enrojecidas, rojizas, de color marrón amarillento
  • Escamas sólidas
  • Cornificaciones superficiales y pequeños cuernos en la piel
  • Cambios en la piel más palpables que visibles (sensación de acariciar papel de lija)
  • Nódulos y pápulas bien definidos
  • Tamaño de 0,5 a 1 centímetro

Una queratosis actínica a menudo no aparece como una sola mancha o daño en la piel solo, sino que hay pequeños grupos de estos cambios en la piel, por ejemplo en el cuero cabelludo o en una sección, o se distribuyen en un área grande (término técnico: actínico múltiple).

Cualquiera que descubra un cambio sospechoso en la piel o un área de la piel que ya no cicatriza debe hacerse examinar por un especialista.

queratosis actinica

Tratamiento

Cualquier queratosis actínica debe ser tratada por un dermatólogo, ya que no es seguro cuál de los cambios en la piel se convertirá en cáncer de piel. Hay muchas opciones de tratamiento disponibles para eliminar y destruir los parches de piel:

  • Crioterapia (tratamiento con Nitrógeno líquido )
  • Electrocauterización
  • Láser ablativo
  • Cremas tópicas
  • tratamiento combinado

Además de estos tratamientos dermatológicos es muy importante tener la piel bien humectada para una mejor reparación posterior. Sugerimos utilizar limpiadores suaves que admás de ejercer la función de limpieza ayuden con la humectación de la piel como Cerave SA Smoothing Cleanser Limpiador 236ml y Bioderma Atoderm Huile de Douche 1L.

También sugerimos cremas o lociones humectantes que al mismo tiempo ayuden a reparar todo el daño producido por el sol como Cerave SA Smoothing Cleanser Limpiador 236ml y Bioderma Atoderm Intensive Baume 200ml. Por supuesto como ya se ha comentado complementar la protección y tratamiento con Isdin Eryfotona AK-NMSC Fluid 50ML.

Complicaciones

Dado que las queratosis actínicas se consideran precancerosas, pueden convertirse en carcinoma de células escamosas maligno, un tipo de cáncer de piel.

Este desarrollo afecta aproximadamente a cada décima persona afectada dentro de diez años si deja la queratosis actínica sin tratar. Casi una de cada tres personas con inmunosupresión se ve afectada. Cuantos más de estos cambios en la piel tenga una persona, mayor será la probabilidad de cáncer posterior.

Particularidades de la queratosis actínica

Es posible que las queratosis actínicas retrocedan espontáneamente. Esta regresión es a menudo el resultado de aplicar constantemente protección solar a la piel dañada. De la misma forma, los cambios en la piel que han desaparecido pueden reaparecer al cabo de un año.

Recuerda que las queratosis actínicas son causadas por una fuerte radiación UV que afecta repetida y persistentemente la piel.

Normalmente, la capa superior de la piel puede defenderse bastante bien: se repara a sí misma y repara los cambios. Sin embargo, si la exposición a la radiación ultravioleta es demasiado alta, ya no podrá continuar con la reparación.

Las células enfermas de la piel no solo permanecen, sino que se multiplican hasta que se desarrolla la queratosis actínica.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo incluyen ser de piel clara, quemaduras solares frecuentes en la infancia, ser calvo y ser hombre. Las personas que pasan mucho tiempo al aire libre en su tiempo libre o en el trabajo tienen un mayor riesgo de queratosis actínica, al igual que los usuarios apasionados de solárium.

queratosis actinica

Frecuencia

En el pasado, la queratosis actínica se presentaba principalmente en personas mayores de 50 años. Por lo tanto, los cambios típicos de la piel también se denominan queratosis senil.

Debido a los cambios en los hábitos de ocio, como el aumento de las actividades al aire libre, tomar el sol y más visitas al solárium, los jóvenes de alrededor de 30 años se ven cada vez más afectados.

Leave a comment

FarmaLink 2022. Todos los derechos reservados.